La telemedicina: Una puerta abierta para innovar en la atención en salud

La telemedicina: Una puerta abierta para innovar en la atención en salud

WhatsApp Image 2021-02-10 at 3.45.15 PM

Por: Adriana Arango
Odontóloga, Esp en Docencia Universitaria,
Magister en Epidemiología
Directora de educación e investigación
Sense and Science

A raíz de la pandemia por COVID-19 los sistemas de salud se vieron avocados a generar estrategias innovadoras que pudieran dar cuenta de la atención de los pacientes con mecanismos que no implicaran la presencialidad. Dentro de este sistema de atención las tecnologías de la información pasaron a ser fundamentales para la atención de los pacientes, no solo desde el componente del telediagnóstico que ya había sido incorporado en algunas áreas médicas, sino en cuanto a la asignación y atención de citas médicas, conferencias medicas virtuales, investigación multidisciplinaria y monitoreo y tamizaje de pacientes.

 

Esta estrategia ha sido fundamental para brindar atención durante la pandemia, a la vez que permite  prevenir, supervisar y controlar la expansión de enfermedades transmisibles y no transmisibles, mejorando la vigilancia epidemiológica, al tiempo que contribuye a la integración de los sistema de salud y la universalidad de estos con calidad, eficiencia y equidad para beneficio prioritario de las poblaciones excluidas y dispersas. También es fundamental para agilizar la atención en salud, definiendo en tiempo real conductas a seguir y sopesando barreras geográficas y sociales que muchas veces se interponen en la atención oportuna de los pacientes en zonas apartadas (1).

 

Adicionalmente, no solo representa un beneficio para los pacientes, sino para el cuerpo médico, ya que permite establecer nuevos mecanismos de interacción de los profesionales de la salud, a través de la generación de trabajo colaborativo en investigación, establecimiento de guías de práctica clínica y trabajo en grupo por medio de videoconferencias, revisiones cruzadas o sesiones clínicas virtuales (2). Sumado a esto, para los sistemas de salud también puede representar un beneficio, ya que puede reducir los costos al liberar citas para otros pacientes, disminuir las remisiones innecesarias, al tiempo que puede incrementar los niveles de satisfacción por parte de pacientes y médicos (3).

 

Por todo lo anterior, la telemedicina se convierte en una gran oportunidad para mejorar los sistemas de apoyo a la salud. Sin embargo, el desarrollo y la implementación de la infraestructura de telecomunicaciones implica un costo; por lo tanto, son prioritarios los programas de salud virtuales junto con una legislación que impulse la adopción de la telemedicina como una posibilidad para corregir la pobre relación médico-paciente en la sociedad. Este tipo de iniciativas especiales, unidas al uso eficiente de la teleeducación, proporcionarán un desarrollo integral que se traducirá en mayor cobertura, sin sacrificar la calidad en la atención (4).

 

Finalmente, a partir de la telemedicina, se abre una gran ventana para el abordaje de los procesos de investigación y monitoreo remoto de los pacientes, así como para la generación programas educativos virtuales que redunden en el seguimiento continuo de estos y que se dirijan a lograr el empoderamiento sobre la enfermedad a partir de un acompañamiento más eficaz y de mayor continuidad por parte del personal de salud.

 

Estas estrategias de seguimiento continuo, acompañado de programas de educación virtual han demostrado ser efectivas en enfermedades de baja prevalencia, como las enfermedades raras, donde se logra un mayor involucramiento de los pacientes, sus familiares y cuidadores; y en enfermedades de alta prevalencia como la Diabetes Mellitus y la Enfermedad cardiovascular, en las cuales el empoderamiento del pacientes sobre su enfermedad, su conocimiento y los cambios en su estilo de vida son fundamentales para la obtención de desenlaces clínicos más favorables.

 

No se pierda nuestros cursos online de Advocacy.
¡Son Gratis!

¿Sobre qué temas de Advocacy
quiere aprender?

Referencias

  1. Jorge Fernández Miriam, Mérida Hernández Rosa. Telemedicina: futuro o presente. Rev haban cienc méd  [Internet]. 2010  Mar [citado  2021  Mayo  16] ;  9( 1 ). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2010000100017&lng=es.
  2. Prados Castillejo José Antonio. Telemedicina, una herramienta también para el médico de familia. Elsevier [Internet]. 2013 Mar 45(3). Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-atencion-primaria-27-articulo-telemedicina-una-herramienta-tambien-el-S0212656712003484
  3. Huang EY, Knight S, Roginski Guetter G, et al. Telemedicine and telementoring in the surgical specialties: A narrative review. Am J Surg. 2019;218(4):760-766. Disponible en:  https://doi.org/10.1016/j.amjsurg.2019.07.018
  4. Márquez V Juan Ricardo. Teleconsulta en la pandemia por Coronavirus: desafíos para la telemedicina pos-COVID-19. Rev Col Gastroenterol  [Internet]. 2020  Dec [cited  2021  May  16] ;  35( Suppl 1 ): 5-16.Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-99572020000500005&lng=en.  https://doi.org/10.22516/25007440.543.

Deje su comentario